jueves, 21 de abril de 2011

Reivindican en libro a El niño artillero

RODOLFO VALADEZ LUVIANO

Tecpan, 20 de abril. “Uno de los objetivos de esta obra es desnudar la imagen de dos personajes que la historia registra hasta ahora como un mito, Narciso Mendoza El niño artillero y Francisco Ayala, a quienes pretendemos otorgarles un reconocimiento por su valiosa participación durante el rompimiento del sitio de Cuautla y que la historia del adeuda”, puntualizó el escritor, Arturo Ríos Ruiz al presentar su libro El niño de Morelos, en su tierra natal Tecpan.

Al hablar del contenido de su más reciente creación literaria, Ríos Ruiz dijo que “el libro narra la forma en que un pequeño cañón llamado El niño, el cual fue entregado al ejército del general José María Morelos y Pavón, formó parte de los momentos más importantes de la Guerra de Independencia, así como en el rompimiento de los sitios de Cuautla, Acapulco, Huajuapan, entre otros, al grado de ser considerada la primera pieza de artillería del ejército insurgente”.

Los comentarios sobre el libro fuero hechos por el catedrático de la Unidad Académica 6 de esta ciudad, Cruz Barrera Fernández quien calificó al autor de ser perseverante en cuanto a los temas que decide abordar, “muchos de ellos relacionados con la historia de la tierra que lo vio nacer y en los que refleja su deseo porque la sociedad reconozca el alto valor que tuvieron las intervenciones durante la lucha por liberar al país del dominio español de los héroes nacidos en Guerrero, a quienes aún la historia no les ha dado su valor verdadero”.

Parte de ese reconocimiento, declaró en su intervención el escritor, “es el que busco darle a otros valientes personajes, que aunque tuvieron una participación corta durante algunas batallas de aquella época, sus acciones fueron definitivas y fundamentales para las victorias conseguidas por los comandados por Morelos, como Narciso Mendoza El niño artillero y Francisco Ayala, que poco se sabe de sus vidas.

“Es necesario que escritores como Arturo den a conocer sus obras porque ofrecen otros panoramas que nos muestran la historia de una manera muy diferente a como nos la han enseñado en la escuela y que muchas veces no es la real”, manifestó el alcalde Nadín Torralba Mejía al comentar el libro.

Al referirse a la obra, en entrevista para La Jornada Guerrero, el también periodista expuso que hasta ahora el cañón forma parte de la historia de la guerra de Independencia, pero desde que se usó por ultima vez durante el rompimiento del sitio de Cuautla nadie se había preocupado por averiguar en donde estaba, “se sabía de su existencia y la importancia que tuvo, pero si preguntamos donde está, nadie daba una respuesta certera”.

Abundó que la investigación que lo llevó a dar con el sitio donde se encuentra el pequeño cañón y que está contenida en el texto, parte del primer encuentro que tuvo con el cañón usado por el ejército de Morelos, “el cual se dio de forma fortuita después de entrevistar a Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec, en la ciudad de México, y cuya especialidad es la historia de Emiliano Zapata y quien al conocer mi interés por la historia de Hermenegildo Galeana, me dijo que el niño se encontraba en ese lugar”.

La Jornada Guerrero, 21 de baril de 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada