viernes, 25 de marzo de 2011

Abandona INAH rescate de monumentos históricos de Taxco, reclaman

ex convento de San Bernardino, el templo de San Nicolás Tolentino y la parroquia de Santa Prisca tienen daños en 50% de sus estructuras

Abandona INAH rescate de monumentos históricos de Taxco, reclaman
CORRESPONSALÍA

Taxco, 24 de marzo. El ex convento de San Bernardino de Ciena y el templo de San Nicolás Tolentino, ambos del siglo 16, además de la parroquia de Santa Prisca del siglo 18, son los tres principales monumentos históricos de este municipio, que cuentan con afectaciones en más de 50 por ciento de su estructura, a causa de la inoperatividad del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para rescatarlos, denunció el cronista de la ciudad, Juan Crisóstomo Estrada González.

El también integrante de la Junta de Conservación y Vigilancia de Taxco acusó al INAH de no participar con proyectos de rescate y mantenimiento de los principales inmuebles de la ciudad.

Aseguró que la institución “tiene abandonados los templos, porque sólo se ha dedicado a frenar algunas intenciones de rescate, dejando pasar los años sin importar el deterioro”.

Reclamó que hasta el momento el personal del instituto radicado en Taxco no esté trabajando sobre acciones de rescate, pero “sí está suspendiendo obras a lo largo y ancho del primer cuadro de la ciudad”.

Señaló al organismo regulador de monumentos de ser el principal promotor de la destrucción, porque los responsables en Taxco, carecen de conocimiento sobre la arquitectura e historia del destino. Ejemplificó que existen tres templos, que son los más importantes del destino que están deteriorados.

Explicó que el ex convento de San Bernardino de Ciena del siglo 16, está afectado en 50 por ciento de su estructura, además de que en 2002 un rayo cayó sobre la cúpula dañando el remate “y no ha sido restaurado”.

“Mientras que el templo de San Nicolás Tolentino, que data del mismo periodo, está dañado en ese mismo porcentaje y en su techumbre padece de filtraciones, por las fracturas que tiene la bóveda”, expuso.

Agregó que la parroquia de Santa Prisca, “icono de la ciudad, también se encuentra afectado y los responsables del INAH no están haciendo nada por rescatarla”.

Dijo que al inmueble, le hacen falta dos remates en los arcos de media luna invertidos, que circundan el atrio de la parte norte.

Denunció que el INAH ha permanecido inoperante, por lo que propuso la conformación de un comité de participación ciudadana de la arquitectura y exigir que la dependencia, trabaje en proyectos de conservación serios.

Acusó al instituto de no estar cumpliendo con su labor de vigilar, conservar y restaurar los monumentos históricos, como la arquitectura del primer cuadro.

Añadió que otros monumentos de corte civil, se encuentran dañados “y el INAH no hace nada al respecto”.

La Jornada Guerrero, 25 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada