viernes, 25 de marzo de 2011

El polvo y el olvido habitan la casa de Ignacio Manuel Altamirano











*Habilitada como museo, las autoridades municipales la han descuidado al extremo de la destrucción

La casa en la que habitó y vivió durante su niñez el escritor, poeta y periodista Ignacio Manuel Altamirano, habilitada hoy en día como museo, luce hundida en el olvido por parte de las autoridades municipales de Tixtla.

La hierba consume el techado de la casa de teja y las puertas muestran el agobio del tiempo con sus maderas descascaradas y sus herrajes mohosos. Los muebles, en el interior, joyas de la moda francesa del siglo antepasado, han sido inexorablemente carcomidos por la humedad y la polilla.

Este patrimonio del ilustre poeta indígena está a punto de desaparecer por completo, debido al descuido de las autoridades. Los pocos turistas que arriban a conocer el lugar, abandonan el sitio decepcionados por el estado las instalaciones y por la poca importancia que se le da hoy en día a este personaje que es considerado el padre de la literatura nacional y maestro de la segunda generación romántica.

En la entrada, los encargados del área sólo anotan a los visitantes; de la guía que necesitan para recorrer el museo, desconocen completamente.
Alvino Benavides, junto con su familia, proveniente de Naucalpan, Estado de México, manifestó su desilusión por el descuido en que se encuentran tanto los muebles como los exhibidores; incluso, las instalaciones, a pesar de la importancia que para México tiene Ignacio Manuel Altamirano, quien nació en 1834 y falleció en San Remo, Italia en 1893.


De igual forma este medio pudo observar que también los murales estampados en el interior del Ayuntamiento, elaborados por el fallecido pintor Gómez del Payán, se encuentran dañados por el paso del tiempo, pese a que son considerados patrimonio de la nación.

Los tixtlecos mencionan que es necesario que ese edificio que también fue casa del General Vicente Guerrero Saldaña, sea convertido en un museo, a fin de que se sigan preservando las instalaciones y los murales, por lo que consideraron necesario que el actual Presidente Municipal, Jorge Luis Campos Espíritu, abandone las instalaciones y se construya un nuevo edificio para el Ayuntamiento Municipal.

Por FÉLIX Catalán
Tixtla, Gro.

Fuente: Suplemento Vida y Sociedad, en El Faro de la Costa Chica, 18 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada