lunes, 21 de febrero de 2011

Danzantes con penachos multicolores y estandartes escritos en náhuatl, y mujeres con ofrendas llenan el poblado en el 515 aniversario de su nacimiento



Con danzas, flores y música rinden homenaje a Cuauhtémoc en Ixcateopan
CORRESPONSALÍA

Ixcateopan, 20 de febrero. Huicholes, tzotziles, tarahumaras, nahuas y grupos de danzantes de varias partes de país, convirtieron el templo de Santa María de la Asunción, donde yacen los restos de Cuauhtémoc, en un centro ceremonial, para rendir tributo al último tlatoani, en el 515 aniversario de su nacimiento.

Desde las 5 de la mañana, el pueblo adquirió aromas a copal, incienso y flores, provenientes de las ofrendas que dejaron los participantes la noche anterior en la tumba de Cuauhtémoc, que se conjugaron con los olores del pan, comida y humo de las veladoras que salieron de las casas.

Los primeros rayos del sol que cubrieron el poblado, la mañana del domingo, acompañaron a las primeras caravanas de danzantes, que llegaron al lugar, caminando y cantando por calles pedregosas para arribar al templo que consideran sagrado.

Con distintos atuendos, maquillajes, penachos multicolores y estandartes escritos en náhuatl, los danzantes se arremolinaron en grupos en el atrio del templo; prepararon su actuación e invocaron a las deidades de los cuatro puntos cardinales antes de rendir tributo.

Los integrantes del Comité del Pueblo Unido (CPU), así como de otros grupos, antes de enfilarse a la capilla, besaron el piso de ladrillo del atrio, pidiendo fuerza y perdón a Cuauhtémoc.

Posteriormente las mujeres, quienes son las que llevaron las ofrendas delante del contingente, ingresaron al templo cantando en náhuatl y se arrodillaron frente al sepulcro para hacer el conjuro.

Conforme pasaron las horas, más clubes arribaron al inmueble del siglo 16 que fue insuficiente para recibir a cientos de danzantes, por lo que varios, tuvieron que realizar sus actos en el atrio, algunos en la explanada Eulalia Guzmán y otros en los cerros cercanos a la cabecera municipal.

A las 12 de día se realizó un acto cívico, en el que participó el presidente de Ixcateopan, Darío Pérez Morales, con una guardia de honor y ofrenda floral que la depositó en el mausoleo.

En el acto oficial, Pérez Morales acompañado de funcionarios y ediles municipales, aprovechó para dar la bienvenida a los danzantes e inaugurar los eventos en honor a Cuauhtémoc que concluyen el 23.

Por la tarde continuaron las danzas, así como la venta de artesanías hasta el amanecer.

La Jornada Guerrero, 21 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada